El saludo en las Iglesias

¿

¿Cómo hemos de saludar en las iglesias?  Esto no debe ser motivo de confusión, para eso tenemos a nuestro alcance la Santa Biblia, donde se encuentran las enseñanzas que Dios nos ha dejado para obrar correctamente en su servicio.

Este es el ejemplo que nos ha dejado nuestro nuestro señor jesucristo, quien recomendó siempre estudiar y actuar como nos habla Las Escrituras, citando siempre Hechos 17:11 "... examinando atentamente todo el día las Escrituras para ver si era cierto lo que se les decía"(¹).
No tenemos que aceptar rápidamente todo lo que se nos dice para hacer, seríamos simples, veamos lo que dice Proverbios 14:15 "El simple todo lo cree; mas el avisado mira bien sus pasos" Proverbios 13:16 "Todo hombre sagaz actúa con conocimiento, pero el necio despliega insensatez".

Sabemos que hay un sector extraño que se ha levantado enseñando a saludar contrariamente a las Escrituras, confundiendo a la hermandad no preparada bíblicamente y escandalizando la Doctrina entre las gentes, oportunidad que aprovechan algunas religiones para presentar a la Congregación como falsa, pero

¿qué dice sobre esto la Biblia?, leamos Gálatas 1:8 "Pero aun si nosotros mismos o un ángel del cielo anunciara un evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema". Y esto que está anunciado está escrito para nuestra instrucción y práctica, no se puede alterar: Romanos 15:4 

"Porque las cosas que se escribieron antes, para nuestra enseñanza se escribieron, a fin de que por la paciencia y la consolación de las Escrituras, tengamos esperanza."

Si hemos de enseñar a dar un saludo que no tiene base bíblica, nos veríamos obligados a editar una nueva Biblia, cumpliéndose lo que dice Romanos 1:22 "Profesando ser sabios se hicieron fatuos", una situación sumamente delicada ante Dios.

Con toda firmeza y seguridad plena de que hablamos la verdad en Dios, les declaramos que el saludo es en nombre del Padre y de su Hijo nuestro Señor Jesucristo o por medio de El  y es lo que tiene que enseñar a hacer todo aquel que por El Señor Jesús ha sido llamado a su servicio, leamos el ejemplo dejado y vigente para nosotros: Romanos 1:1,4-7 "

Pablo, siervo de Jesucristo, llamado a ser apóstol, apartado para el evangelio de Dios, 

que fue declarado Hijo de Dios con poder, según el Espíritu de santidad, por la resurrección de entre los muertos,

a todos los que estáis en Roma, amados de Dios, llamados a ser santos: Gracia y paz a vosotros, de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo

  Así fue los llamados por Jesucristo, nuestro Señor, como lo relata, iniciando el apostolado en estos tiempos, y saludando en nombre del Señor en las iglesias.

El primer saludo de entrada en todas las iglesias será en nombre de nuestro Señor Jesucristo, al igual como se hace y debe hacerse en la oración y en todo lo que hagamos, leamos: Romanos 1:8  "

"Primeramente doy gracias a mi Dios mediante Jesucristo con respecto a todos vosotros, de que vuestra fe se divulga por todo el mundo"

Colosenses 3:17 "Y todo lo que hagáis, sea de palabra o de hecho, hacedlo todo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios Padre por medio de él" 

"Dando gracias siempre por todo al Dios y Padre, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo" Ef. 5:20 

"Por lo cual también Dios lo exaltó hasta lo sumo y le otorgó el nombre que es sobre todo nombre; para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, en la tierra y debajo de la tierra" Fil. 2:9,10 Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre, 
para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra;

Hech. 4:10-12 sea notorio a todos vosotros, y a todo el pueblo de Israel, que en el nombre de Jesucristo de Nazaret, a quien vosotros crucificasteis y a quien Dios resucitó de los muertos, por él este hombre está en vuestra presencia sano. Este Jesús es la piedra reprobada por vosotros los edificadores, la cual ha venido a ser cabeza del ángulo. Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos.

Entendamos, por favor, con cuidado lo que se escribe, seguramente estarán pensando que si la salvación sólo es dado a nuestro Señor Jesús, entonces  ¿dónde queda el papel de nuestro hermano Ezequiel? Si ponen correcto sentido no existe contradicción alguna, leamos: Juan 14:21,23 

El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él Respondió Jesús y le dijo: El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él.

 Esto coincide con la visita de nuestro Señor Jesús que tuvo nuestro hermano Ezequiel, y se constituyó en morada del Padre y del Hijo para proclamar esta salvación que sólo hay en el Hijo, nuestro Señor Jesucristo, sumo sacerdote según la orden de Melquisedec, que ha traspasado los cielos, leamos Hebreos 4: 14 "Por tanto, teniendo un gran sumo sacerdote que ha traspasado los cielos, Jesús el Hijo de Dios, retengamos nuestra confesión"   Hebreos 5:7,9,10 "Cristo, en los días de su vida física, habiendo ofrecido ruegos y súplicas con fuerte clamor y lágrimas al que le podía librar de la muerte, fue oído por su temor reverente. Y habiendo sido perfeccionado, llegó a ser Autor de eterna salvación para todos los que le obedecen, y fue proclamado por Dios sumo sacerdote según el orden de Melquisedec" es así como todos los hermanos firmes en la verdad de Dios tenemos que tener el testimonio que tuvo nuestro hermano Fundador y todos los que fueron encomendados a la obra por nuestro Señor Jesucristo, leamos  Apocalipsis 19:10 "Yo me postré ante sus pies para adorarle, pero él me dijo: "¡Mira, no lo hagas! Yo soy consiervo tuyo y de tus hermanos que tienen el testimonio de Jesús. ¡Adora a Dios! Pues el testimonio de Jesús es el espíritu de la profecía".  

El saludo es un mensaje que transmite el deseo de salud a otra persona o grupo de personas, por cuya razón el pueblo de Dios aprendió a hacerlo en Nombre del que tiene el poder de conceder esta salud.  Se insitituyó este saludo fraterno desde nuestros padres que sirvieron a Dios, porque así fueron instruidos de Dios, lo que se puede leer en uno de los libros de la Torá, leamos Números 6: 22-27 "Y Jehovah habló a Moisés, diciendo: habla a Aarón y a sus hijos y diles: Así bendeciréis a los hijos de Israel, diciéndoles:
Jehovah te bendiga y te guarde;
Jehovah haga resplandecer su rostro sobre ti, y tenga de ti misericordia;
Jehovah alce sobre ti su rostro, y ponga en ti paz.
Y pondrán mi Nombre sobre los hijos de Israel, y yo los bendeciré"
Se puede comprender como desde la antigüedad decretó Dios poner su Nombre sobre los hijos de Israel para bendecirlos y esto se mantuvo en todos los tiempos de servicio a Dios. Los israelitas siguieron esta norma para expresar el deseo de bendición en el saludo sin omitir el Nombre de Dios. Se puede comprobar en las siguientes citas bíblicas del Nuevo Testamento, en la introducción de las cartas escritas donde se localizan los saludos:
1Tesalonicenses 1:1 "…Gracia y paz sean a vosotros, de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo"
2Timoteo1:2 "…Gracia, misericordia y paz, de Dios Padre y de Jesucristo nuestro Señor"
Filemón 1:3 "Gracia y paz a vosotros, de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo"
Observamos que en estos mensajes bíblicos, del nuevo testamento,  aparece en el saludo otro nombre agregado, la del Señor Jesús. ¿Contradice esto al decreto de poner su Nombre sobre los hijos de Israel al bendecirlos?, sabemos que el decreto antiguo no dice "Nombres" sino "Y pondrán mi Nombre sobre los hijos de Israel...". ¿Cómo se entiende? Pues, hermanos(as) la Divinidad está integrada por 3 Personas: El Padre, El Hijo y El Espíritu Santo, leamos 1Juan 5:7 "Porque tres son los que dan testimonio en el cielo: el Padre, El Verbo y el Espíritu Santo; y estos tres son uno" si leéis con suma diligencia, por esta razón la mención de su nombre no es una contradicción al Decreto Divino, no profundizaremos más para continuar con el estudio.
Es así como tenemos en cuenta mencionar el nombre del Señor Jesús en el saludo, leamos S. Juan 15:16 "...a fin de que cualquiera cosa que pidiereis al Padre en mi nombre, os lo conceda", pero ambos hacen un solo Nombre, recordar la lectura de S. Juan 10: 30  "Yo y el Padre uno somos"
Esta forma de dirigirse a saludar específicamente a algun miembro del pueblo de Dios o a un grupo de personas miembros, se ha mantenido a lo largo del tiempo, como puede comprobarse en las lecturas bíblicas antes citadas.
Esa doctrina dejada es para que nos guíemos y no erremos,  leer Romanos 15:4 "Todo lo que antes se dijo en las Escrituras, se escribió para nuestra instrucción, …"
Así como en la oración siempre iniciamos con la oración enseñada por nuestro Señor Jesucristo, así también el saludo se realiza siguiendo el modelo de salutación que la Biblia nos enseña, en nombre del Nombre.
Queda claro que primero es el saludo bíblico y luego se dan los saludos de los hermanos o hermanas que nos hayan encargado darlos a una persona o grupo específico de hermanos(as), por ejemplo,

Romanos 16: 3-15 "Saludad a Priscila ...Saludad también a la iglesia...Saludad..."
En la actualidad sería como ejemplo: reciban los saludos de nuestro hermano Misionero General o Sacerdote o Presidente y su nombre específico.

Por favor, no debemos crear confusión con lo que dice 1 Samuel 25:5 "Entonces envió David diez jóvenes y les dijo: Subid a Carmel e id a Nabal, y saludadle en mi nombre", aquí no dice Nombre sino "nombre" con minúscula, esto no quier decir  que fueron los jóvenes y saludaron de la manera como lo están haciendo ahora equivocadamente, lo primero que hicieron con toda seguridad fue saludar en Nombre de Dios como Rey Universal y luego dieron el saludo del rey. Por decir, si un hermano encargara a otros hermanos saludar las iglesias en su nombre sería una gravísima falta que sustituyeran su nombre en el saludo de primacía protocolar escrito en la Biblia dejado establecido por el Señor. 

Al despedirse hacerlo también considerando el Nombre, especificado en la Biblia, hay muchos ejemplos de despedidas al final de las cartas escritas en el Nuevo Testamento, he aquí un ejemplo ilustrado: 2Corintios 13:14 "Que la gracia del Señor Jesucristo, el amor de Dios y la presencia constante del Espíritu Santo estén con todos ustedes"
Romanos 16:24 "La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con todos vosotros"

Tampoco es correcto saludar en nombre de una persona o más personas si no nos han encargado sus saludos en sus nombres, sería faltar a la verdad.  Hemos leído, como Pablo encargaba sus saludos, lo que sí es correcto.

En la iglesia de Dios, cada uno no puede ni debe saludar como quiere, sería antibíblico, sólo en las leyes humanas pueden hacer según su criterio, pero ni aun así también existen limitaciones, leamos la recomendación bíblica:

1Corintios 1:10 "Os exhorto, pues, hermanos, por el nombre de nuestro Señor Jesucristo, a que os pongáis de acuerdo (que habléis todos una misma cosa, en otras versiones bíblicas)..."  Tiene que haber un solo pensamiento bíblico. Si decimos que cada uno actúe de acuerdo a su fe, ¿de qué fe estaríamos hablando? ¿llegaríamos así a la unidad de la fe?  Razonemos bíblicamente!!!

La presente explicación bíblica sólo tiene como finalidad enderezar la actuación de las iglesias y evitar que sus acciones den oportunidad a otras religiosas a difamar a la Congregación y a nuestro hermano Misionero General en su responsabilidad evangelizadora.

Si a pesar de todas estas aclaraciones alguien persiste en mantenerse en este error, hemos cumplido con nuestra responsabilidad de anunciarles: Stg. 4:17

Esperamos haber contribuido a crecer sanamente en el conocimiento de Dios, edificándonos en el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra angular Jesucristo mismo, obrar de una manera diferente es errar, leer: Mateo 22:29

Que la gracia de Nuestro Señor Jesus sea con todos. Apocalipsis 22:21